miércoles, 2 de septiembre de 2009

Facebook de doble filo

Me he dado cuenta que hay mucha gente que he borrado de mi vida, y que esa acción no necesariamente fue un accidente o algo que fue pasando. Existen casos en los que la distancia (fisica y temporal) hace que uno ya no recuerde seguido a X persona, pero de vez en cuando algo hace que X vuelva a la cabeza y se dibuja una sonrisa.
Los otros no se recuerdan, fueron borrados, y uno se encuentra recordando una persona y una época completa de su vida gracias a un mensaje en el Facebook. Ahi esta el mensajito. Lo ignoro? Soy hipócrita y contesto vanalidades? O me hago un té de tilo y con mucha paciencia escribo por que es que hace casi 15 años que no recuerdo tu rostro ni tu nombre? mmmhhhh Decisiones, decisiones :)
En realidad se que no hay mala leche en el mensaje inocente, a fin de cuentas esa persona no debe saber que tan miserable hizo mi vida allá lejos y hace tiempo. Tampoco es él el que me molesta, creo que lo que más habia intentado borrar era la yo de entonces, esa personita insegura, desesperada por encajar y pertenecer. Esa personita llena de esperanzas, ideales y a la vez tan autodestructiva.
Tal vez sea una buena cosa que la recordé, porque viendo para atrás siento que ahora (a pesar de todo) estoy mucho mejor.

2 comentarios:

  1. Si uno ha perdido contacto con alguien, es porque hubo razones para ello. Si uno aprecia mucho a alguien, pero por alguna razón la relación se enfrío, claramente, la mejor manera de hacer un acercamiento no es el Facebook. Apoyo desde el fondo de mi ser el Ignore.
    Sin piedad, sin contemplaciones cuando el distanciamiento fue doloroso.
    La impunidad con que algunas personas reaparecen como si no hubiese pasado demasiado debe terminarse.

    ResponderEliminar
  2. Alguien dijo: "lo que separó la vida que no lo una el facebook". Creo que lo voy a aplicar.

    ResponderEliminar